Periostitis Tibial o mal del corredor

Periostitis Tibial

La Periostitis tibial o mal del corredor es una dolencia con una alta incidencia y prevalencia entre los practicantes de carrera deportiva o running de medio y largo recorrido. Según refieren Moen MH, Tol JL, Weir A, Steunebrink M, De Winter TC en una revisión crítica sobre el síndrome de stress tibial o periostitis tibial, esta incidencia se encontraría según los estudios entre el 4% y el 35% de la población de estudio.

Periostitis Tibial

 CLASIFICACIÓN DEL DOLOR

El dolor lo podemos clasificar en 4 estadios:

  • Durante la actividad.
  • Antes y despúes de la actividad, pero sin afectar al ejercicio.
  • Antes, durante y después de la práctica deportiva y afecta al rendimiento.
  • El dolor es tan agudo y grave que es imposible obtener rendimiento alguno.

La localización del dolor la encontraremos en el tercio medio distal de la cara anterior de la tibia. Puede haber ligeras variaciones en cuanto a la cara media o lateral aunque mayoritariamente será en el punto de inflexión de la curvatura antero medial de la tibia.

Periostitis Tibial
Gamma Grafía Ósea – Zonas oscurecidas en la localización de la lesión

 

 CAUSAS DE LA LESIÓN.

Impactos de alta frecuencia y/o energía del pie sobre el sustrato o piso. Los terrenos duros aumentan la fuerza reactiva del suelo (RGF).

Calzados no adectibialis-anterioruados a la actividad realizada y a la tipología estructural de la persona.

Rotaciones – torsiones internas de: cadera, fémur, tibias. Pies planos. En definitiva la pronación del pie o movimientos de pronación acelerados.

Trabajo sobre el aparato músculo-tendinoso; estiramientos y fisioterapia.

Importante; Exceso de entrenamiento. Sobreuso y sobreesfuerzo.

Terrenos irregulares que obligan a solicitaciones de estabilización (prono-supinaciones) aceleradas. Estress muscular.

Aunque lo expuesto anteriormente se apuntan como causas, lo cierto es que la etiología exacta del problema es desconocida. El dolor se atribuye a un proceso inflamatorio del periostio y/o una reacción a la tracción del periostio por la musculatura anclada a él. La evidencia científica más actual refieren el dolor como una reacción de stress del propio hueso.

 

EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO

La historia clínica del paciente es fundamental, el examen físico aporta la información que nos conducirá al diagnóstico sustentado en pruebas complementarias. La radiología simple y sobretodo la gamma grafía ósea suelen ser sufiencies. En casos  agudos especiales y con el fin de descartar otras patologías más severas, estaría indicada la RM (resonancia magnética).

TRATAMIENTO

Fundamental y primordial será el tratamiento etiológico. Aunque hemos comentado que la etiología no esté del todo clara, si quedan de manifiesto los factores desencadenantes de la fisiopatología del proceso doloroso. El sobre uso y sobre esfuerzo del tercio medio distal de la tibia es el punto de lesión a consecuencia de una mala o inadecuada pisada.

Deberemos realizar un minucioso estudio de la marcha y la pisada con el gesto deportivo del corredor.

Los tratamientos irán especificamente dirigidos a dos finalidades básicamente:

  1. Disminuir los impactos. Evaluar la pertinencia de soportes plantares confeccionados a medida. La adecuación del calzado deportivo.
  2. Disminuir las sobrecargas musculares. Disminuir el esfuerzo mecánico, disminuir el esfuerzo físico incluso abandonarlo temporalmente.

posteriormente a la práctica deportiva se recomienda de ineludible ejecución la aplicación de crioterapia; hielo o cool pads, que rebajaran en buena parte la inflamación post ejercicio.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Medial tibial stress syndrome: a critical review. (PMID:19530750) Moen MH, Tol JL, Weir A, Steunebrink M, De Winter TC
    Sports medicine (Auckland, N.Z.) [2009;39(7):523-46]
  2. Medial tibial stress syndrome. (PMID:22341017) Reshef N, Guelich DR Clinics in sports medicine [2012 Apr;31(2):273-90]
  3. Medial tibial stress syndrome. (PMID:10730992) Kortebein PM, Kaufman KR, Basford JR, Stuart MJ Medicine and science in sports and exercise [2000 Mar;32(3 Suppl):S27-33]
  4. Shin splints: painful to have and to treat. (PMID:17435274) Story J, Cymet TC Comprehensive therapy [2006 Fall;32(3):192-5]
  5. The exercise-induced stress response of skeletal muscle, with specific emphasis on humans. (PMID:19769414) Morton JP, Kayani AC, McArdle A, Drust B Sports medicine (Auckland, N.Z.) [2009;39(8):643-62]
  6. Bilateral stress fracture of distal fibula and tibia–case report. (PMID:18449129) Sobczyk K, Moćko K, Sonecki L, Suchy G
    Ortopedia, traumatologia, rehabilitacja [2008 Mar-Apr;10(2):183-90]